Del Tuyu Noticias
2015 Año Internacional de los suelos
Periodismo Serio y Responsable. 2015 Año Internacional de los suelos
Buscador ( en títulos y notas)
13/04/2013 15:04:48 - Justicia

Caso Darío Jerez: Un Veredicto Jurídico absolvió a : Grande, Subirol, López, Muñoz, Ibarra y Alsugaray, la condena...fue social (4603)

Por Antonieta Chiniellato - En la ciudad de Dolores, el viernes 12 de abril de 2013, finalmente llegó la hora de escuchar la sentencia por

 

“El tribunal Nº 2 que preside laDra. Analía Graciela Ávalos (Presidente), Dr. Jorge Tamagno y el Dr. Juan Carlos Colombo, con el objetivo de  de dictar el veredicto que  prevé  el artículo 361 del código procesal penal en la causa 716/3523 a los señores: Jorge Grande, Carlos Subirol, Cristian, Ibarra, Daniel López y Alejandro Muñoz, por encubrimiento agravado y a Leandro Alsugaray  por  falso testimonio:


Por todo ello EL TRIBUNAL, POR UNANIMIDAD RESUELVE:

I.- ABSOLVER LIBREMENTE a ALEJANDRO GUSTAVO MUÑOZ, quien resulta ser argentino, D.N.I. nº 16.468.131, nacido el día 26 de abril de 1963 en la localidad de Castelar, Provincia de Buenos Aires, hijo de Alberto y de Susana Carrizo, instruido, casado, con último domicilio en Avenida Costanera al 900, Complejo “Playa Norte” de Mar de Ajó, Partido de La Costa y a CARLOS SUBIROL, argentino,  titular de D.N.I. Nº 10.659.826, nacido el día 28 de marzo de 1953 en la localidad de Florida, Partido de Vicente López, Provincia de Buenos Aires, hijo de Salustiano y de Laura Gil, instruido, casado, con último domicilio en calle 104 N° 1477 de la localidad de Santa Teresita, Partido de La Costa, Provincia de Buenos Aires, en orden al delito de Encubrimiento agravado (art. 277 inc. 1º  apartados “a” y “b” en relación con el inciso 3º apartado “a” del Código Penal) –(Hecho I)- por el que fueron requeridos de juicio, en razón de no haberse probado la materialidad ilícita, sin costas. (Art. 530 del C.P.P.).

II.- ABSOLVER LIBREMENTE a: DANIEL CLAUDIO LOPEZ, quien resulta ser argentino, titular de D.N.I. nº 13.134.213, nacido el día 20 de mayo de 1957 en la localidad de Wilde, Provincia de Buenos Aires, hijo de Ramón y de Gilnarda Trinidad Malatesta, instruido, casado, con último domicilio en calle 56 n° 257 de Mar del Tuyú, Partido de La Costa, (Provincia de Buenos Aires); GERARDO CRISTIAN IBARRA, argentino, poseedor de D.N.I. nº 12.735.597, nacido el día 15 de enero de 1957 en Mar de Ajó, Partido de La Costa, Provincia de Buenos Aires, hijo de Gerardo Jesús y de Idora Carmen Calvela, instruido, casado, con último domicilio en calle Francisco de las Carreras nº 444 de la localidad de Mar de Ajó (Partido de La Costa, Provincia de Buenos Aires) y a JORGE EDUARDO GRANDE, argentino, titular de D.N.I. nº 11.743.922, nacido el día 23 de septiembre de 1955 en la localidad de La Plata, Provincia de Buenos Aires, hijo de Fernando Mario y de Zulema Haydeé Ortega, instruido, viudo, con último domicilio en calle 11 n° 290 de San Clemente del Tuyú, Partido de La Costa, Provincia de Buenos Aires, en orden al delito de Encubrimiento agravado (art. 277 inc. 1º  apartados “a” y “b” en relación con el inciso 3º apartado “a” del C.P.) (Hecho II) por el que fueron requeridos de juicio, en razón de no haberse probado la materialidad ilícita, sin costas. (Art. 530 del C.P.P.).

III.- ABSOLVER LIBREMENTE a LEANDRO GASTON ALZUGARAY, argentino, titular de D.N.I. nº 23.183.629, nacido el día 7 de enero de 1973 en la localidad de Benito Juárez, Provincia de Buenos Aires, hijo de Alberto Abel y de Dora Beatriz Carrizo, instruido, soltero, con último domicilio en calle Rosales nº 1458 de la localidad de Mar de Ajó, Partido de La Costa, Provincia de Buenos Aires, en orden al delito de Falso Testimonio (art. 275 del Código Penal) (Hecho III) por el que fue requerido de juicio, en razón de no haberse probado la materialidad ilícita, sin costas. (Art. 530 del C.P.P.).

 

A continuación la presidente del Tribunal Dra. Ávalos, agregó: el juicio ha terminado.

 

En la sala algunas personas por parte de los imputados aplaudieron,  la familia Jerez, sus familiares y amigos,  fueron presa de la angustia y  rompieron en llanto, los periodistas nos dirigimos a los abogados y fiscales, para recabar más información porque nadie podía creer lo que acaba de escuchar,  y  luego se desalojó la sala.

En la calle las  casi 150 personas que esperaban con pancartas, pasacalles,  carteles y cánticos, fueron  los representantes del pueblo de La Costa, que no pudieron estar presentes en el recinto. Todos  repudiaban  el verdecito,   nadie se movió de su lugar, esperando la salida de los ayer imputados, hoy absueltos por la Justicia.

Se hizo la noche y las personas permanecían reclamando y pidiendo la presencia de los jueces,  ante esta situación  desde el mismo tribunal  solicitaron  la presencia de más efectivos para  que pudieran salir  las cinco personas absueltas, sus abogados y familiares.

Comenzaron a formarse en la entrada al Tribunal  2 cordones de policías con parapetos,  fue ingresando  por la calle hasta la puerta del Tribunal un vehículo policial y de a 4 personas iban subiendo  al mismo, el cual  se retiraba en forma  veloz  ante los insultos para con  las personas  absueltas,  con escupidas,  gritos  y golpes a cada patrullero.

Una escena realmente muy vergonzosa para quienes deberían haberse retirado  caminando y sin abucheos, si el veredicto hubiese sido  el que correspondía, es decir absueltos porque realmente  son inocentes del encubrimiento  de los autores materiales de la desaparición de Darío Jerez ocurrida el 25 de octubre de 2001.

Una vez más, el pueblo no confía en la Justicia, es decir en los hombres y mujeres que imparten justicia a través de las leyes. Una vez más queda demostrado que no existe la justicia para los más desprotegidos; una vez más, el accionar corporativo del poder económico y político le ganó el partido a quiénes solo cuentan con la verdad .

No se  explica que haya criterios tan opuestos entre  el alegato del Fiscal y el de los jueces  ¿qué pasó entre el alegato expuesto y la semana que se tomaron lo jueces para sacar el dictamen?, además en forma tan categórica,  porque ninguno de los 3 jueces dudó, el verdecito fue unánime.

Una vez más queda demostrado que hacen falta cambios en el Poder Judicial en forma urgente, que posibilite por ejemplo el castigo a quienes entorpecen y desvían las investigaciones  y obviamente  un cambio social y cultural que no permita el atropello a la dignidad humana, porque en las comunidades chicas como Santa Teresita, Mar de Ajó o San Clemente,  unos mas y otros menos, inclusive hasta  abogados y fiscales, saben cómo o porque se produjo la  desaparición de Darío Jerez, hasta más de uno dice  tener información de quien fue el autor material de su muerte, sin embargo, nadie alza su voz o  muy pocos son los jueces que imparten justicia  de la verdadera.

Por eso a  7 años de haber comenzado con el reclamo cultural  y social por Darío, el texto que le dedique en 2004 tiene vigencia.

El Miedo….

El miedo que nos hace callar.

El miedo... Sentimiento que no nació con nosotros, sino que fue creciendo con el tiempo a través de la educación y así llegamos a tener una actitud de vida de la cual muchas veces, nos encuentra en la recta final de nuestros días sin darnos cuenta que convivió con nosotros.

 

El miedo...

El que usan los poderosos para humillarnos, para doblegarnos, para mantenernos en la ignorancia; el mismo que muchas veces nos hace tomar caminos equivocados, dudar, tirar por la borda todo lo que construímos durante años; el que nos lleva a lastimar sin querer a seres amados, al amigo, al vecino, al compañero de trabajo, al empleado, al socio.

El miedo...

El que le tenemos a una fuerza superior y nos obliga a vivir sin ética, sin rumbo, sin la actitud que se necesita para defender nuestros ideales.

El miedo... que nos convierte en cómplices silenciosos de los corruptos, porque necesitamos darle el pan nuestro de cada día a los hijos que supimos traer al mundo, casualmente... sin miedo.

El miedo...

Instalado en la sociedad subrepticiamente, por debajo de discursos cargados de eufemismos, por mensajes encubiertos de: «amor a la patria» «del deber cumplido» «hasta que la muerte los separe».

El miedo, que finalmente nos hace decir: «y...por algo será».

En ese instante y no en otro, es cuando los poderosos comienzan a reírse sin que los veamos, sin que sepamos que en ese preciso momento se adueñan de nuestras mentes, nuestras vidas y manejan a su antojo, nuestro miedo.

Sin embargo, siempre hay una luz, un ser que nos dice:

«Animate, hablá, levantate, empezá a recorrer el mundo de los valientes, decidíte y rompé con el silencio en el que te sumergió el miedo».

Autora: Antonieta Chiniellato-Santa Teresita- Partido de La Costa 23 de octubre de 2004

Nota: A.Ch. 13-4-13

Video: fuente Diario Criterio Online de Dolroes.























Ver Publicidad





Ampliar


 Copyright 2001-2013- Del Tuyu Noticias- Directora Antonieta Chiniellato deltuyunoticias@gmail.com| Desarrollado por RUMBO MKT SA